Logo de DiarioRed
Quienes somos Mapa del sitio Contactar
El Diario Independiente de Internet - Año VII
Portada
Boletín - suscripción
Suscríbete a nuestros boletines y recibe toda la actualidad:  
  Email:  
html texto  
 

 

   
 
 
Noticias y análisis
Cibersociedad
Internet
Informática
Tecnología
eBusiness
Notas de Prensa
Columnas
El Eco Digital
La Tierra Prometida
Marketing 2.0
Persuasión.Net
Open for Business
Secciones
Titulares
Software libre
Guía de Webs
Ciberley
El Defensor
Juegos
Hardware
Shareware
Diariored
DiarioIP.com
AboutMedia
Diariored
Quiénes somos
Contactar
Colabora
Supcripciones

Publicidad

ANÁLISIS
Internet
Una aproximación al weblog (II): Recursos
Próspero Morán 29/02/2004, 23:43:40
enviar a un amigo comentar (2) menor tipo de texto tipo de texto standard mayor tipo de texto
En esta segunda entrega analizamos las herramientas y recursos más populares utilizados en el mundo de los weblogs.


Siguiendo con la línea argumental con que hemos comenzado esta comunicación, acudimos a nuestro diccionario en busca de la definición de un término que se nos antoja tan compleja encontraremos que una Bitácora es ese armario cercano al timón en que se pone la brújula. Y tal vez por ello designe ahora esa página cercana al timón nuestro en la Red, en la que se colocan los enlaces en los que hemos brujuleado cada día o los que apuntan a nuestro norte intelectual, profesional u ocioso. Pero en Puerto Rico también emplean el término para designar ora una clave, ora un enredo, un chisme. Y son muchos los chismes que se cuentan sobre las bitácoras y pocas (aún) las claves que pueden leerse sobre su cierto presente y su no menos esperanzador futuro, que casi todos vaticinan y nosotros no ponemos en duda.

Son cientos ya los lugares donde se nos narran las venturas y desventuras de las bitácoras, amén de todas y casi cada una de ellas mismas, que aumentan además en miles y miles diariamente. Pero aún no hay en castellano tantas referencias como debiera o como los ardientes debates antes mencionados hiceran suponer. Sin afán de ser extensivos, para el “lector/oyente/navegante” poco avezado baste saber que hay lugares como Blogalia.com y la argentina Weblogs.com.ar (que también tiene una versión hispanoamericana que responde al nombre de Blogdir ) donde encontrar referencias sobradas para iniciarse en la creación de una bitácora o donde hallar enlaces a análisis y comentarios variopintos sobre el papel que juega esta nueva moda en la Red ( www.weblogs.com.ar/cont/metaweblog/noticias.php ). Eso sin olvidarse de otros lugares históricos como bitácoras.net , o bitacoras.com , ni tampoco de direcciones de veteranos como J.J.Merelo que nos muestran el camino andando (como hizo el autor citado hace años con el lenguaje perl cuando comenzaba a introducirse en España). Incluso hay quienes desde la excelencia se convierten en imprescindibles y consiguen año tras año ser premiados y referentes de la lucha por alcanzar la excelencia y el reconocimiento general ( www.alt1040.com ). Aunque las críticas a una cierta tendencia de los nuevos y los biejos “bloggers” por alimentar teocentrismos (normalmente no deseados ni buscados por quienes son encumbrados al Olimpo de las bitácoras) son también excesivamente profusos en la Red y en la propia comunidad de “bloggers”.

Pero empecemos por el principio, visitando bitácoras para poder componer una idea de cómo realizan la suya quienes se inician en este fenómeno, navegando entre la ingente variedad de conceptos, diseños y arquitecturas que encontraremos en la Red.

El primer momento es aquel en elq ue se decide si se pone en marcha una bitácora textual o hipertextual, una dedicada íntegramente a la fotografía (las tipificadas como photoblogs) como es el caso de fotolog , donde podemos colgar gratuitamente una foto por día, o a ficheros de audio en lugar de textos escritos (las denominadas audioblogs) que por ahora sólo se ven tímidamente en norteamérica y gracias al uso de Audblog , un sistema muy cómodo por el que se marca un número y se dicta el mensaje para que quede colocado automáticamente en el blog, tanto si se hace desde casa como desde una cabina o un móvil. Un sistema que no se extiende mucho por tierras aericanas porque cuesta dinero y mucho menos mundialmente porque está reservado a residentes en Norteamérica.

El caso es que una vez tomada la decisión al nuevo creador sólo le queda acudir a lugares como el ya mencionado Blogalia , que ha creado un Blogómetro que visita diariamente miles de bitácoras españolas y genera un listado con las noticias más enlazadas, para facilitarnos un ranking bastante útil, aunque no tanto como el de Blogdex o Weblogs.com que nos ayuda a tener controlados los blogs que han sido actualizados más recientemente.

Y como se recoge en multitud de referencias en la Red, el siguiente paso será elegir el programa o sistema que albergará y permitirá la publicación de nuestros apuntes diarios o semanales. Para ello disponemos de páginas que los comparan teniendo en cuenta una por una todas sus características ( www.urldir.com/bt ), aunque nos basta con seguir los pasos de otros compañeros de aventura, optando por la sencillez y la facilidad. Si ni siquiera tenemos ordenador la propuesta del más popular y conocido, Blogger , es sencilla de utilizar, cuenta con fama enorme y ofrece posibilidades de personalización suficientes para los primeros paso. El usuario debe crear una cuenta para tener acceso a la creación de un nuevo blog, donde monta la página en pocos minutos con sencillos pasos, eligiendo alojamiento (gratuito en BlogSpot), dirección (que es siempre del tipo http://usuario.blogspot.com) y diseño. Hay muchos tutoriales a disposición como este simple Manual de publicación para el que es sin duda uno de los sistemas de creación de blogs más simple y querido por la población internauta. Y lo que es más importante, el alojador de blogs gratuito preferido en los países anglosajones.

Otro sistema muy simple es Pitas.com , que a su simplicidad añade limitaciones de estilos o plantillas que no lo hacen apropiado para veteranos, pero sí para novatos, que se pueden merendar un minimanual de publicación en dos segundos y en tres tener el blog listo. Otras opciones conocidas como el uso de sistemas servidores como Greymatter , en el que el usuario avanzado podrá modificar el programa a su antojo además de elegir entre más muchas plantillas predefinidas, pueden ser buena elección, aunque teniendo en cuenta que además de conocimientos básicos de webmaster o administrador de sistemas, en este caso por ejemplo el uso de fotografías está condicionado por la propiedad o acceso de un servidor donde albergarlas. Este es un problema habitual no sólo en esta elección sino en también en otras más sencillas, como Blogger, que tradicionalmente tampoco han permitido subir ningún tipo de ficheros. Para hacernos “bloggers” (responsables de un blog activo) necesitamos saber lenguaje html. Pero ni siquiera ese es un requerimiento imprescindible, porque también hay webs que nos traducen el texto normal al lenguaje que impera en la Web ( www.textism.com/tools/textile ). O programas que nos permiten trabajar en modo local, sin conexión a Internet, como Radio Userland , una versión reducida del antaño popular servidor Web Frontier.

Concretamente, ésta es, sin duda, la principal característica del fenómeno en el que no estamos introduciendo: la simplicidad de creación, manejo y mantenimiento posterior, amén de accesibilidad para todo tipo de usuario, tenga o no conocimientos, disponga o no de acceso permanente a Internet, de capacidad de gasto o incluso de tiempo sobrado para alimentar el lar en que se constituye un blog apenas inicia su andadura.

Si analizásemos las opciones de alojamiento disponibles serían tantas y tan variables que la mera enumeración quedaría probablemente en entredicho en apenas unos meses. En el momento de redactar estas líneas hay multitud de opciones (crecientes a cada día que pasa) que van desde la buena elección que puede ser la ya mencionada Blogalia, como también Livejournal , o Independientix . Si pertenecemos al mundo defensor del código abierto y del software no propietario y Linux es nuestro sistema operativo preferido (cumpliendo otras condiciones como la de tener ordenador conectado permanentemente a la red, incluso con dirección IP propia) la herramienta que ofrece Movable Type será sin duda la elección idónea. En estas cumbres tendremos ya que poseer un mínimo conocimiento acerca de bases de datos y de instalación y configuración de “demonios” servidores, aunque para la publicación no sea necesario más que el estrictto sentido común y un parche que traduce al castellano el entorno de edición.

Y para los usuarios de Mac hay opciones sencillas y eficaes como Iblog , desarrollada por la propia Apple. Hasta Microsoft ha amenazado tímidamente con entrar con fuerza en el negocio a través de una herramienta que todavía es un ser/no ser no específicamente pensado para el mundo blog. Por supuesto, no podemos olvidarnos de otras muchas opciones cuyo sólo análisis por la tipología y estructura que ofrecen, presentan o permiten podría ser objeto de un estudio completo y estrcuturado. Baste citar a DiaryLand , algo infantil pero muy sencilla de usar (que además ofrece albergue gratuito en direcciones del tipo http://usuario.diaryland.com). O Blogia (en español), la muy popular Blog-City , la más discreta TypePad , Weblogger , Textpattern , b2 , bBlog ... y otros muchos programas y aplicaciones de todo tipo y condición que configuran un listado de software nada desdeñable como para constituir una materia de estudio y análisis tan extensa como prácticamente inabarcable.

Lo más importante en el caso que nos ocupa es que cualquiera puede hacerse blogger simplemente rellenando un par de breves formularios y comenzando a escribir, cortar y pegar, y en una segunda fase pensar en diseños, estructuras y otras complejidades al alcance de cualquier internauta avezado. Aunque también con poco esfuerzo y algo de tiempo podemos llegar a ser avezados “bloggers” y competir en la blogosfera con ahinco. En inglés podemos encontrar un número creciente de herramientas que pueden transformar en mutaciones cuasi-infinitas nuestra simple bitácora en un sitio web nada desdeñable en cuanto a operatividad e interacción. Weblogs Compendium , por ejemplo, ofrece un completísimo listado de recursos (hosting, herramientas, directorios...) más que suficiente para satisfacer casi todas las exigencias. Y también podemos considerar recomendable la visita a blogmatrix o a la clasificación de RootBloog , al buscador de The Blog Hunter o a los directorios de Google y Open Directory Projet. Y aún hay más y más opciones para convertir nuestro blog en algo más que una página personal y todas son tan simples como eficaces. Hay listados en Terra donde encontrar una reducida selección , para quien no desee complicarse en exceso. Todo para completar una visión amplia, aunque no completa, de las muchas opciones (crecientes y atracticvas) que nos ofrece el mundo de las Bitácoras.

 


enviar a un amigo
Anterior Portada Siguiente
Comentarios

Brillante.

Enhorabuena por el artículo, no hay nada tan completo sobre los blogs en español.

Enviado por Despis Tao - 27/04/2004, 11:00:25

Enhorabuena por el artículo, no hay nada tan completo sobre los blogs en español.

Enviado por Agua - 21/05/2005, 20:45:23

Enviar comentario
Nombre:
Correo electrónico:
URL:
Comentario:




[Política de moderación
]



Warning: require(/h2/diariored.com/home/html/sympoll/booth.php): failed to open stream: No such file or directory in /home/diariored/public_html/blog/ana/archivo/000706.php on line 636

Fatal error: require(): Failed opening required '/h2/diariored.com/home/html/sympoll/booth.php' (include_path='.:/usr/lib/php:/usr/local/lib/php') in /home/diariored/public_html/blog/ana/archivo/000706.php on line 636