Logo de DiarioRed
Quienes somos Mapa del sitio Contactar
El Diario Independiente de Internet - Año VII
Portada
Boletín - suscripción
Suscríbete a nuestros boletines y recibe toda la actualidad:  
  Email:  
html texto  
 

 

   
 
 
Noticias y análisis
Cibersociedad
Internet
Informática
Tecnología
eBusiness
Notas de Prensa
Columnas
El Eco Digital
La Tierra Prometida
Marketing 2.0
Persuasión.Net
Open for Business
Secciones
Titulares
Software libre
Guía de Webs
Ciberley
El Defensor
Juegos
Hardware
Shareware
Diariored
DiarioIP.com
AboutMedia
Diariored
Quiénes somos
Contactar
Colabora
Supcripciones

Publicidad

ANÁLISIS
Una aproximación al weblog (III): tendencias y propuestas
Próspero Morán 18/05/2004, 23:54:14
enviar a un amigo comentar (20) menor tipo de texto tipo de texto standard mayor tipo de texto
Tercera entrega del análisis sobre los weblogs, con nuevos recursos, análisis de tendencias y propuestas en torno a la blogosfera


Nuevos Caminos e innovaciones

Por supuesto hay muchos nuevos caminos que se abren en el entorno de este fenómeno y que pueden convertirse en autopistas en un visto y no visto. A través del teléfono móvil, por ejemplo, ya se puede mandar un mensaje de texto o una imagen, si se dispone de un móvil con cámara, a un número determinado para publicarlo automáticamente en la web. Ya han surgido varias aplicaciones para los moblogs (o “mobile weblog” como se ha denominado inicialmente a los blogs construidos a partir de móviles/celulares que permiten la movilidad en el mantenimiento de la bitácora no sólo si se trata de un fotoblog como hasta ahora, sino también si alimentamos textualmente la misma). Otro tanto ocurre con otras opciones como mlogs , Foneblog , Kablog (que permite colocar o publicar mensajes desde la PDA u ordenador de mano) o Moblogger , que permite enviar y publicar automáticamente correos electrónicos.

El caso es que estas dos nuevas vías de acceso al fenómeno estudiado son sin duda advertencias evidentes del estremecimiento al que nos referíamos en el inicio de esta comunicación. Por un lado, han comenzado a surgir los medios de comunicación (digitales tan sólo por el momento) que pretenden aprovechar las sinergias de este fenómeno convirtiendo a viandantes armados de teléfonos móviles en corresponsales permanentes repartidos por el mundo y dispuestos a asumir su papel de fotoperiodista amateur que capte lo que sólo la casualidad de la presencia en un lugar determinado en el momento apropiado puede permitir. Accidentes, manifestaciones, cortes de tráfico y sucesos de todo tipo están comenzado ya a ser cubiertos en un primer momento por la fuerza ingente de dispuestos colaboradores que armados de teléfonos móviles con cámara interactúan con el diario que les ofrece la posibilidad de ser periodistas por un instante. El conocido intento del diario surcoerano “Oh, my news” es probablemente un ejemplo que no tardará en ser imitado y mejorado, hasta construir un modelo de negocio y de sistema periodístico, probablemente tan atractivo como eficiente en el futuro cercano.

La posibilidad de publicar mensajes desde las PDA (ordenador de mano o “handheld”) o desde el mismo teléfono (a la vista de las muchas opciones que en este sentido ofrecen ya teléfonos con el sistema operativo Symbian) inauguran otro camino tan complementario como esperanzador.

Y lo más importante es que las innovaciones no se reducen al hardware y su interacción con el fenómeno. En el ámbito conceptual, en el del software de esa sociedad del conocimiento que empieza a construirse, se plantean conceptos que merecen un análisis más profundo como los denominados “permalinks” (enlaces permanentes de los comentarios de una bitácora). El concepto de enlace permanente (“permalink”) opuesto al enlace temporal y virtual que supone la página devuelta de una consulta a una base de datos es un terreno que merece una reflexión profunda, por lo que de vuelta a las raíces supone y por lo que de asentamiento estructural plantea en estos momentos de crecimiento insostenible de los sitios webs denominados dinámicos, que devuelven páginas de supervivencia temporal limitada en el cibermundo a la memoria RAM de nuestro ordenador.

Más interés aún despiertan en nuestro superficial análisis innovaciones como las referencias externas o “tracbacks”, un ingenioso sistema para crear intercambios de audiencia que supone un paso adelante y un complemento más de los tradicionales anillos de páginas o las listas de favoritos (blogrolling). Un paso adelante, pero que incorpora capacidades de interacción y referenciales que aún no han sido tan siquiera investigadas ni planteadas, aunque si parece que intuidas por la comunidad de “bloggers”.

Y más interés todavía podría hacer surgir la sindicación, piedra angular de muchas posibilidades revolucionarias. A través de RSS un weblog puede generar un código que clasifica cada mensaje (o posteo, si preferimos americanizar el lenguaje) por título, descripción y/o enlace directo. Desde BlogStreet o blogmatrix, por ejemplo, podemos añadir un feed (o, mejor dicho, una fuente) de tipo RSS a la bitácora, para permitir de esta forma que los agregadores de contenidos (como se les denomina) nos clasifiquen, E incluso empiezan a ponerse de moda los programas como Feedreader que permiten estar al tanto de cómo se actualizan varios blogs sin tener que visitarlos, en lo que no es sino el aprovechamiento de una vieja herramienta que ha cobrado nueva vitalidad.

Lo mejor y lo más recurrente

En este momento parece aún pronto para poder afrontar lo que sería un análisis profundo del fenómeno porque aún nos encontramos en una fase de propuestas ocurrentes que en forma habitual de decálogo se nos presentan periódicamente al estilo de las propuestas que pretenden mantenernos a la moda en tal o cual aspecto de la cultura de masas.

Una de las propuestas más aplaudidas en este sentido han sido los “Diez consejos para una bitácora mejor” propuestos originalmente por Rebecca Blood. La autora redactó este texto para el welt am sonntag de marzo de 2003 y no tardó en verse en la blogosfera una versión en español, realizada por José Luis Orihuela, otro conocido estudioso y animador del mundo de las bitácoras hispanas.

Y estas propuestas pueden servirnos bien para entender las necesidades a que se enfrentan los creadores y mantenedores de bitácoras y el estado incipiente y prácticamente embrionario de una revolución apenas iniciada.

La primera de las propuestas de decálogo exige sencillez y operatividad (“Escoge una herramienta de actualización que sea fácil de usar. Prueba varios servicios. Algunos son gratuitos, algunos cuestan un poco de dinero, pero no te comprometas con una herramienta hasta que hayas tenido la ocasión de probarla. Escoge aquella que te funcione mejor”) lo que sin duda constituye la bandera que ha alzado el fenómeno desde sus propuestas iniciales.

La segunda apunta a la necesidad de seleccionar/editar la profusa información que puede ocurrírsenos acumular sin ton ni son por la facilidad que se nos presenta para hacerlo (“Determina tu objetivo. Las bitácoras se pueden utilizar para filtrar información, organizar negocios, compartir noticias familiares, establecer reputaciones profesionales, fomentar el cambio social y reflexionar sobre el sentido de la vida. Si sabes lo que quieres conseguir con tu bitácora, podrás comenzar de un modo más enfocado”). El planteamiento deja claro la necesidad de realizar la acción primigenia de toda actividad informativa en la Red, tanto desde un punto de vista estrictamente periodístico como de aquel que no lo sea ni tangencialmente. Y, en este sentido, la advertencia debería haber calado en audiencias más amplias en el seno de la comunidad que ejerce responsabilidades en el ámbito de la comunicación, tanto de sesgo digital como tradicional.

Un tercer planteamiento resulta aún más elocuente. La audiencia es el centro de atención primordial en una información periodística o no que pretende ser personalizada y llegar al receptor envuelta en una importante dosis de satisfacción para sus necesidades informativas, sean primarias, generales o especializadas (“Conoce a tu público potencial. Te comportas de modo diferente cuando estás con tus amigos, con tus socios, con extraños o con tu abuela. Saber para quién estás escribiendo te permitirá adoptar un tono apropiado). En otras ocasiones (como en el Congreso Iberoamericano de Periodismo Digital celebrado en Octubre de 2003 en Buenos Aires) ya nos hemos ocupado de la trascendencia que un conocimiento profundo de la audiencia a la que nos dirigimos debe tener para el periodista digital. Y también nos hemos referido a como, incomprensiblemente, ni los periodistas ni los medios digitales están teniendo en cuenta el más íntimo acercamiento a esa verdad evidente, que todo buen “blogger” tiene presente en cada uno de sus mensajes o textos.

Pero más elocuente (y dañino para el “stablishment” periodístico) es el cuarto punto del decálogo (“Sé real. Incluso una bitácora profesional puede ser atractiva. Evita el estilo del marketing. Habla con voz real acerca de cosas reales.”) El fracaso del marketing como referente único en el periodismo digital reciente es sobradamente conocido por estos pagos y en la práctica totalidad de las experiencias mundiales conocidas. De hecho, la ausencia de “sinceridad” periodística y comunicativa en las propuestas de los medios de comunicación (tanto tradicionales como propiamente digitales) en sus ofertas ciberperiodísticas parecen sin duda responsables primeros del retraso que acumula el periodismo digital.

Aunque el quinto de los mandamientos no merece tampoco olvido, por retrotraernos a la esencia misma del ejercicio periodístico, cuyo olor ha abandonado hace tiempo las redacciones de todo tipo y condición (digital, impresa, radiofónica o televisiva) como bien sabemos quienes tuvimos el indudable honor de impregnarnos de él en nuestra adolescencia o juventud profesional (“Escribe acerca de lo que amas. Una bitácora es el lugar para opiniones contundentes, sean acerca de política, música, asuntos sociales, jardinería o tu profesión. Cuanto más implicado estés en los temas, más interesante será tu escritura”.)
Y, aunque puedan parecer, evidencias de perogrullo las restantes propuestas son tan certeras como escasamente puestas en práctica por los medios periodísticos con presencia digital. El séptimo de los mandamientos de Rebecca Blood toca la línea de flotación de la información digital, “no periódica”, en la que la línea cronológica temporal debe diluirse en la actualización permanente, como todos sabemos, pero nadie practica (“Actualiza con frecuencia. Los lectores interesados regresarán a tu sitio si es probable que encuentren algo nuevo. No necesitas actualizar diariamente, pero procura publicar varias veces a la semana.”). Y qué decir de la séptima: credibilidad. Ese bien tan escaso, como elusivo (“Construye tu credibilidad. Esfuérzate por ser sincero. Respeta a tu público y a tus colegas bloggers. Comprende que en Internet, tus palabras pueden permanecer para siempre, tanto si las has publicado tú como si han sido archivadas en otro sitio”). Rebecca incluso recuerda que en el Weblog Handbook propuso un conjunto de normas éticas para bitácoras, que ya invitaba a reflexionar y a la coherencia.
El octavo de los puntos es tan directo como primigenio para todo periodista que tenga la más mínima memoria histórica (“Enlaza a tus fuentes. La Web permita una transparencia que ningún otro medio puede igualar. Cuando enlazas a una noticia, un ensayo, un documento oficial, un discurso o un artículo de otro blogger, das acceso a tus lectores a tus fuentes primarias, permitiéndoles realizar juicios documentados”.)

El noveno de los mandamientos de Rebecca estremece ese sentido que es el menos común de cuantos nos atribuimos: “Enlaza a otras bitácoras. Tus lectores pueden agradecer que les presentes aquellas bitácoras que más disfrutas leyendo. La Web es un medio democrático y los bloggers amplifican las voces de cada uno cuando se enlazan entre sí. Si enlazas generosamente a otras bitácoras, extiendes las bases de la red de información y contactos sociales que estamos creando juntos en la Web”. Aunque parezca increíble, parece desaparecido de los medios de comunicación estables y asentados el más elemental de los principios en la Red (compartir). Tal parece que se han retrotraído a la infancia y han olvidado la primera lección del colegio internauta, el cambio drástico que supone la Red: Antaño si contabas lo que sabías permitías a los demás competir contigo. Actualmente, si sustraes la información que posees tan sólo te sustraes de la realidad, porque la información que has conseguido la obtienen inmediatamente los demás por otras fuentes. Máxime en un mundo donde fluye la información con tanta rapidez y ductilidad. Y quien contiene la información se enfrenta a la posibilidad de que le ocurra lo que al río que taponamos con presas débiles e imposibles: acaba fluyendo, pero entonces arrastra y devasta cuanto encuentra a su paso.

Rebecca culmina su decálogo con otra muestra más de sentido común, con una llamada a la paciencia. Esa paciencia desterrada de nuestras redacciones que hace caer en errores patéticos tanto a periodistas bregados como a becarios con deseos de acelerar su carrera. Los ejemplos vendrán a la mente de cualquiera que sea lector habitual tanto de la prensa escrita como de la digital. (“Sé paciente. La mayor parte de las audiencias de las bitácoras es pequeña, pero con tiempo y actualizaciones regulares tu audiencia crecerá. Es posible que nunca llegues a tener más de algunos centenares de lectores, pero la gente que regrese a tu sitio regularmente lo hará porque está interesada en lo que tienes que decir”.)

Y, finalmente, la autora ofrece el único consejo que tiene sentido en esta profesión que el primer director-periodista que tuvimos calificaba sin cesar en el centro de la redacción como la “manera más divertida de pasar hambre”. (“¡Diviértete! Tanto si tu bitácora es un hobby como una herramienta profesional, te dará mayores satisfacciones si te permites experimentar un poco. Incluso una bitácora temática mejora con un poco de fantasía de vez en cuando”.)


enviar a un amigo
Anterior Portada Siguiente
Comentarios

Tambien hay que tener en cuenta proyectos como plog (http://www.plogworld.org) y proyecto con este sistema para weblog gratis como http://www.diariogratis.com/

Saludos.
David Carrero Fdez-Baillo
www.recursosgratis.com
www.recursoslinux.com

Enviado por David Carrero Fernández-Baillo - 27/05/2004, 9:06:57

http://loan.ycba.org/quickloan1500/ somewhereswallowstighter

Enviado por gleeful - 10/09/2005, 22:39:17

http://football.eastgranbylibrary.org/disseration/ cheeringdoorwayfew

Enviado por concealed - 13/09/2005, 18:14:12

http://webmarket.orig.com/CGI/wwwboard/messages/5615.html meetspluckedsmirk

Enviado por faked - 30/10/2005, 4:54:52

http://www.anzwers.net/hot/telmon/8tsgvfzrrs/ involuntarilylittlewaists

Enviado por took - 04/11/2005, 9:07:39

http://utrampa.bpa.nu/gay-boys/3938192/italyan.html archinghigherlose

Enviado por suited - 13/11/2005, 13:40:51

http://www.anzwers.net/hot/newmens/srqkykic/ awarecircledtines

Enviado por methods - 14/11/2005, 10:14:48

http://www.anzwers.net/hot/realgir/5476642250/ encirclinglightingoccasionally

Enviado por speakers - 14/11/2005, 13:53:54

http://freehost.crimeanet.com/friends/toonsex/tvtyvk/onlone.html enduredprincessteenage

Enviado por nine - 01/12/2005, 1:32:59

http://freehost.crimeanet.com/family/celebsporn/pmtbwlg/celebrity_lesbians.html chokeddiscoverthud

Enviado por knuckles - 01/12/2005, 3:56:58

http://site.kayzer.net/hiltov/shemalepics/hellen/trannyshardcore.html beckonframedrotating

Enviado por points - 21/12/2005, 23:29:06

http://www.borderpagans.org/zolxag/suspension.html peelridingtaken

Enviado por observed - 05/01/2006, 22:51:09

http://www.i5net.net/~i5pages/i5pagesnonaccount/ilosaki/maturebabes/q6ec/oldsslutygrannys.html dimlyfingeringwelcomed

Enviado por needs - 11/01/2006, 8:18:30

http://www.i5net.net/~i5pages/i5pagesnonaccount/ilosaki/voyeursdot/engxa/hidden.html attackdreamlandprotestations

Enviado por tremelo - 11/01/2006, 10:57:51

http://www.monsitexxx.com/fetiche/astromag/shemale/indian/husband.html clothinggamessickening

Enviado por crawled - 26/01/2006, 3:51:53

http://www.womendontask.com/discussion/messages/32280.shtml billydriverseducing

Enviado por bent - 07/02/2006, 2:03:20

http://unusual.anzwers.net/matures/2878817/sucking.html complimentwhosewondered

Enviado por hour - 27/02/2006, 5:53:21

http://simple.healthfitness.com.au/simplenews/messages/30565.html complimentwhosewondered

Enviado por created - 07/06/2006, 14:19:19

http://www.fromashestofaire.org/wwwboard/messages/6123.shtml complimentwhosewondered

Enviado por unexpectedly - 12/06/2006, 20:45:41

Hello, visit online drugstore, and check good price's.
Online Drugstore

Enviado por Padraic - 26/07/2006, 11:40:59

Enviar comentario
Nombre:
Correo electrónico:
URL:
Comentario:




[Política de moderación
]



Warning: require(/h2/diariored.com/home/html/sympoll/booth.php): failed to open stream: No such file or directory in /home/diariored/public_html/blog/ana/archivo/000805.php on line 1042

Fatal error: require(): Failed opening required '/h2/diariored.com/home/html/sympoll/booth.php' (include_path='.:/usr/lib/php:/usr/local/lib/php') in /home/diariored/public_html/blog/ana/archivo/000805.php on line 1042