Logo de DiarioRed
Quienes somos Mapa del sitio Contactar
El Diario Independiente de Internet - Año VII
Portada
Boletín - suscripción
Suscríbete a nuestros boletines y recibe toda la actualidad:  
  Email:  
html texto  
 

 

   
 
 
Noticias y análisis
Cibersociedad
Internet
Informática
Tecnología
eBusiness
Notas de Prensa
Columnas
El Eco Digital
La Tierra Prometida
Marketing 2.0
Persuasión.Net
Open for Business
Secciones
Titulares
Software libre
Guía de Webs
Ciberley
El Defensor
Juegos
Hardware
Shareware
Diariored
DiarioIP.com
AboutMedia
Diariored
Quiénes somos
Contactar
Colabora
Supcripciones

Publicidad

ANÁLISIS
Los deberes tecnológicos del nuevo Gobierno
David Fernández 25/05/2004, 20:22:39
enviar a un amigo comentar (0) menor tipo de texto tipo de texto standard mayor tipo de texto

Las experimentos en cuestiones de Internet de las anteriores administraciones han acabado en un rotundo fracaso y ahora, con el famoso nuevo talante, debe impulsarse definitivamente la Red en España.




Es indiscutible que Internet sufre un claro retraso en nuestro país, no sólo respecto a las naciones más avanzadas de occidente, sino también en lo que respecta a la cercanía de la Unión Europea. Esta diferencia de nivel se debe al abandono que desde los mismos inicios álgidos de la Red a mediados de los 90 se ha producido en España.

La historia es corta, se limita a dos sucesivos – y fracasados- planes denominados “Siglo XXI” en los que los propósitos no dejaron de ser ilusiones y sueños, y sobre todo esfuerzos baldíos. Sirva como ejemplo la pretensión de otorgar a cada ciudadano una dirección de correo donde recibir notificaciones oficiales, que no ha quedado más que en saco roto o los cursillos de Internet para la población en general –“ Internet para todos”- que no han tenido la mínima repercusión y eficacia.

La base educativa

Si para transformar una sociedad deben construirse los nuevos cimientos desde la base, es fundamental incidir en una buena educación entre los más jóvenes para que la tecnología penetre con eficacia y los estudiantes crezcan con los nuevos conocimientos tecnológicos desde el principio. No debería ser noticia que un niño español de 4 o 5 años sepa manejar un programa básico de dibujo por ordenador o una sencilla aplicación electrónica de escritura.

Por ello se hace imprescindible, no sólo dotar a todas las aulas de ordenadores personales conectados en red y con acceso a Internet, sino que sus profesores utilicen cotidianamente el PC como si de la tiza y del encerado se tratara. De nada sirve la inversión en compra de hardware si los maestros se ven superados por los acontecimientos.

En este sentido, es imprescindible reciclar a los profesores más veteranos, aunque cueste, en el uso del ordenador y la Red. Y en la preparación universitaria de los nuevos diplomados en educación infantil, primaria y secundaria, implantar una formación que permita acabar los estudios con una idea clara de integración tecnológica necesaria.

Este aspecto no debe tomarse a broma: si ahora es impensable interactuar con la sociedad sin saber leer y escribir, los niños de ahora que en 30 años serán los pilares del sistema, no podrán desenvolverse normalmente sin poseer las habilidades de desempeño tecnológico mínimas. El proyecto curricular estándar debe contemplar Internet como una de sus herramientas centrales.

Apostando por la investigación y los contenidos

En el otro lado del actual muro se sitúa la realidad del día a día, y esta realidad es triste: faltan contenidos y servicios de calidad en la Red española, y en español en general. Las empresas ignoran permanentemente Internet tanto como vehículo promocional como directo de ventas.

La actual situación es bipolar: por un lado existen miles de micro-páginas fruto del esfuerzo personal, y en la mayoría de casos de carácter amateur, que intentan sumar contenidos y algún que otro pequeño servicio en la mayoría de los casos a pequeña escala y/o local, y por otro, algunas grandes empresas que se sitúan en la Red más por imagen que por una verdadera apuesta por prestar servicios en Internet. Sólo bancos, proveedores de acceso a Internet y algunos medios de comunicación se aventuran en situarse de verdad en Internet, con todo lo que ello significa.

A groso modo, nos encontramos con un panorama desolador, plagado de blogs, páginas personales y Webs de Pymes que únicamente se lanzan a la Red para poder incluir su dirección Web en facturas y tarjetas de visita, sin aportar nada al potencial cliente. Sin ser injustos, sí existen aventuras empresariales que por su anormalidad constituyen algunas veces noticia en los medios de comunicación.

Falta esa cultura empresarial que perciba la Red como una oportunidad de llegar a la casa del ciudadano, y lo que es más importante, venderle directamente sin más intermediarios que el monitor y el servicio de envío.

Y refiriéndonos a la exportación, la oportunidad que constituye Internet para que las empresas españolas entren en el inmenso mercado hispano de Estados Unidos, Centroamérica y Sudamérica se obvia y no se impulsa por ningún lado.

Igual de penosa que la pérdida de la oportunidad empresarial en el mercado hispano, es la ocasión desaprovechada para ostentar el mando cultural en el mismo ámbito. Son tímidos los esfuerzos del Instituto Cervantes para fortalecer la presencia del idioma castellano en el mundo, y es inexistente la voluntad de colonización cultural en los demás aspectos.

Cinco acciones urgentes

La primera acción que debe plantearse en nuevo Gobierno socialista es la de auspiciar y empujar los contenidos españoles. ¿Cómo?: un primer paso es destinar la cuantiosa publicidad institucional, en un porcentaje mínimo del 10 o el 15%, a la Red. Y esto no es un favor o una caridad a Internet, es una forma de llegar al ciudadano que ya consume y se alimenta de la información electrónica. De esta forma se paliaría el mayor problema de los contenidos puros y duros: la financiación.

El segundo paso es el de masificar la conexión. Debemos plantearnos como reto más que posible la universalización de Internet en los hogares españoles. La vía sería la subvención parcial de equipamiento a determinadas capas de la población y la bajada inmediata de precios del ADSL para la versión básica de 128 Kbps a 15 euros mensuales.

Como tercer paso se hace necesario un ejemplo de la propia Administración, que más que con experimentos como Administracion.es con mentalidad meramente informativa, consiga que cualquier trámite local, autonómico o estatal pueda realizarse sin moverse de la silla y de la misma Web. A este respecto se confía en la futura implantación generalizada de la firma electrónica. Esperemos que el experimento no se quede en eso. Errores actuales como hacer recordar al ciudadano las complicadas direcciones de la Seguridad Social –www.seg-social.es- y de Hacienda –www.aeat.es- son antecedentes que no deberían repetirse.

Una cuarta forma de fortalecer la Red en España está en manos de los medios de comunicación. Actualmente no existen programas en las televisiones nacionales que formen y descubran la utilidad de la Red. Sólo el programa “Internet a mano” de Localia, que debería pertenecer a la parrilla de La 2 por su espíritu formativo y extensivo de Internet, cumple con la debida atención televisiva. En cuanto a otros formatos, el papel dedica alguna que otra sección en periódicos y revistas, y la radio se acuerda de Internet para hechos puntuales y temáticos. De esta manera, Internet sólo llega al usuario de a pie a consecuencia de hechos luctuosos o extraordinarios.

Una quinta vía imprescindible es la de crear la “marca española” de Internet, es decir, crear un espíritu y sensación de lo español en la Red que motive al ciudadano a buscar las empresas, servicios, administraciones, contenidos, periódicos, etc de ámbito nacional. A esta causa no ayuda por ejemplo la extraña situación del dominio “ES” con sus precios prohibitivos y accesos complicados a pesar de que se ha producido un intento, sólo eso, con los dominios españoles de tercer nivel.

Esta marca española se extendería por ejemplo con la obligatoriedad, legal o rutinaria del mercado, de facilitar en cualquier spot televisivo, cuña radiofónica o anuncio en papel, de la correspondiente URL de la empresa o servicio anunciada. O facilitar un sello de calidad impuesto a los contenidos en la Red que cumplan determinados mínimos.

Existen muchas más ideas para extender la Red en España, que no se ponen en práctica. Esperaremos acontecimientos.


_____________________________________

Contacto con el autor


enviar a un amigo
Anterior Portada Siguiente
Comentarios
Enviar comentario
Nombre:
Correo electrónico:
URL:
Comentario:




[Política de moderación
]



Warning: require(/h2/diariored.com/home/html/sympoll/booth.php): failed to open stream: No such file or directory in /home/diariored/public_html/blog/ana/archivo/000814.php on line 645

Fatal error: require(): Failed opening required '/h2/diariored.com/home/html/sympoll/booth.php' (include_path='.:/usr/lib/php:/usr/local/lib/php') in /home/diariored/public_html/blog/ana/archivo/000814.php on line 645